Proyectos y buenas prácticas RSC

Aprendemos juntos - Apoyo escolar Ecuador

SanLucar Fruit S.L.U.

Ámbito: Social


74
me gusta


Página web: www.sanlucar.com
Sector: Agroalimentario
Categoría de organización: Gran empresa
Número de personas trabajadoras: 4000

Aprendemos juntos - Apoyo escolar Ecuador

La empresa fue fundada en 1993 en Valencia. SanLucar es una multinacional con sedes en España, Alemania, Austria, Túnez, Sudáfrica, Ecuador, entre otras. La empresa se dedica a la comercialización, exportación y producción de más de 100 variedades de frutas y verduras procedentes de más de 35 países, y tiene cerca de 4.000 empleados a nivel mundial.

Estrategia en RSC

La filosofía » Sabor en armonía con las personas y la naturaleza « es el fundamento de todas nuestras acciones. Con nuestro programa de responsibilidad corporativa DREAMS (Developing Responsible Environments And Multicultural Societies) nos centramos en proyectos locales que tengan beneficios directos para nuestros empleados, sus familias y las comunidades vecinas. Nuestros proyectos DREAMS en todo el mundo están dirigidos a la educación, un estilo de vida saludable y el cuidado del medio ambiente. Como una empresa multinacional, nos comprometemos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. El apoyo escolar en Ecuador, como proyecto, forma parte de nuestro compromiso con el Pacto Mundial y aporta tanto al ODS 4 “Educación de calidad” como al ODS 17 “Alianzas para lograr los objetivos”.

La buena práctica en la empresa

El proyecto de apoyo escolar “Aprendemos juntos” en Puebloviejo, Ecuador, nació en febrero 2020 como apoyo vacacional. La región donde se desarrolla el proyecto está marcada por la agricultura y sobre todo por la producción bananera. La situación educativa durante la pandemia del COVID se ha empeorado en el país y sobre todo en las zonas rurales. Durante dos cursos escolares, las clases fueron online, y muchos de los niños no tuvieron ocasión de asistir a todas aquellas clases, al no disponer en sus casas de acceso a internet o un dispositivo para conectarse a las clases virtuales. Este hecho ha provocado una desigualdad a la hora de recibir formación académica y ha aumentado los déficits de aprendizaje y de desarrollo en la educación de menores. El proyecto está dirigido a niños y niñas entre 8 y 14 años con dificultades escolares. En su mayoría los niños vienen de familias desestructuradas, en las que les falta la figura de uno o ambos progenitores y/o no tienen la formación académica básica, no teniendo a nadie en el seno familiar a la que dirigirse en busca de apoyo para resolver los deberes. Esto nos ha motivado a invertir más en proyectos de educación en la comunidad y poner en marcha un proyecto de apoyo escolar a largo plazo. Nuestros partners locales la Escuela Miguel Suárez Seminario y la Reina de Belleza de Ecuador, nos están acompañando desde principio. Tres maestros refuerzan los conocimientos a 80 niños y niñas en lengua y literatura, así como en matemáticas. Los niños según su nivel de aprendizaje están repartidos por tres grupos. Cada uno de estos grupos recibe 2 horas de clase por asignatura de forma semanal, en total 4 horas lectivas por semana y grupo. Trabajamos estrechamente junto con tres Escuelas de Educación Básica de la comunidad, lo que nos asegura una evaluación integral de los niños, así como poder llegar a aquellos más necesitados de este programa. Con las clases transmitimos a los niños una rutina, disciplina en el aprendizaje y la transmisión de valores como espíritu de equipo y respeto. También sorprendemos a los niños con una fiesta de Navidad y diferentes talleres como por ejemplo de nutrición.

Objetivo de esta buena práctica

El objetivo de este proyecto es tratar de paliar las diferencias académicas que se dan entre los niños de Puebloviejo por diversas razones. En Ecuador existe un número elevado de niños con familias desestructuradas y que carecen de una figura dentro del seno familiar a la que dirigirse en busca de apoyo a la hora de tener que realizar los deberes del colegio y resolverles las dudas que puedan ir surgiéndoles a lo largo del curso. Además, la pandemia provocada por la COVID 19, supuso que durante dos cursos escolares las clases se realizaran de forma telemática o semi-presencial en todo Ecuador. Este hecho ha provocado una desigualdad a la hora de recibir formación académica. Por tanto, el objetivo del proyecto es nivelar a los niños/niñas cuyo déficit escolar radique principalmente en algunas de las causas anteriormente expuestas. Con el apoyo escolar queremos garantizar una educación equitativa y de calidad. El proyecto ayuda a la protección de infancia y una inclusión educativa, aporta al ODS 4 “Educación de calidad” y al ODS 17 “Alianzas para lograr los objetivos”.

Resultados

Los resultados del primer año muestran un impacto claramente positivo. Debido a la gran demanda pudimos aumentar nuestra capacidad de 30 a 80 niñas y niños. Asisten con una regularidad de un 80 % en las clases y son puntuales. Ya podemos decir que el porcentaje de la permanencia de los alumnos en el proyecto consta de un 81 %. De las competencias adquiridas según asignatura tenemos datos desde el principio del grupo 1 y 2 ya que debido a la alta demanda creamos grupo 3 más tarde en enero 22. Los porcentajes de competencias adquiridas a través del apoyo escolar son los siguientes:
- Lenguaje: grupo 1 - 64 %; grupo 2 – 58%; grupo 3 – 55%
- Matemáticas: grupo 1 – 61%; grupo 2 – 58%; grupo 3 – 57%
Mediante el trabajo en grupo, nuestros profesores también fomentan activamente importantes habilidades sociales que sufrieron durante la pandemia. Así, los niños aprenden de forma cooperativa y hacen amigos en un entorno seguro. Tanto los padres como las directoras de las instituciones están muy satisfechos y ven grandes avances en el desarrollo de los niños.

Certificaciones en RSC

SA8000

Video